1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 4,83 out of 5)
Loading...
Ventajas e inconvenientes de tipos de tarimas

Ventajas e inconvenientes de tipos de tarimas

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 4,83 out of 5)
Loading...

Las ventajas e inconveniente de los distintos tipos de tarimas existentes en el mercado, pueden ser una buena guía para tomar la decisión final acerca de los tipos de tarimas que más convienen a nuestra solución, aunque si tenemos que optar por una guía para la elección de tipos de tarimas nos decantamos por la opinión y experiencia de quien lleva ya más de 25 años trabajando con los distintos tipos de tarimas existentes, dando solución a la infinidad de necesidades diferentes de muchos clientes, en Matura somos especialistas en tarimas de interior y exterior, ven a conocernos y te asesoraremos para que encuentres la solución que mejor se adapte a tus necesidades.

Ventajas e inconvenientes de tipos de tarimas

En los años ochenta irrumpió en el mercado de suelos la tarima flotante, fue considerada una auténtica revolución, ha habido revoluciones que han sido flor de un día, pero no es el caso de ésta, hoy en día la tarima flotante sigue siendo quizás la opción más popular a la hora de elegir suelo para nuestras reformas y actuaciones. Vamos a intentar explicar los distintos tipos de tarimas que existen.

Los tipos de tarimas

Se entiende por tarima flotante un pavimento de madera que no se coloca directamente sobre el subsuelo, sino más bien flotando sobre él, de ahí el término flotante, se coloca una capa aislante y encima de ella se coloca la tarima, la ventaja de este sistema sin duda es la fácil instalación que permite incluso instalarla encima de un suelo ya existente, con la única premisa de que se encuentre nivelado y seco.

Las tarimas flotantes a tenor del material pueden ser tarimas flotantes de madera multicapa o tarima flotante maciza, la tarima de madera multicapa precisa como tratamiento de mantenimiento el acuchillado y como desventaja principal tiene la dificultad de cambio de las piezas deterioradas. Por ejemplo los tacones sin tapas dejan marcadas las tablas de este tipo de tarimas dañando las mismas. Las de madera maciza no necesitan sistemas de anclaje especiales, ya que al ser más pesadas se colocan por simple gravedad, en cuanto al mantenimiento del mismo modo precisan acuchillado.

Las tarimas macizas o entarimados cuyo uso data del siglo XVI y que en un principio su uso se generalizó entre las clases altas de la sociedad, es decir la nobleza o la burguesía, es a todas luces la opción más resistente, duradera y profesional que podemos elegir. Existen distintas opciones en el mercado, desde las tarimas chapadas que serían la opción más económica y que consiste en un tablero de alta densidad al que se le pone una chapa de madera natural de unas 0.6 micras, es esta desde nuestro punto de vista una opción que parte con la desventaja de no poderse acuchillar en el futuro con lo que limita su tiempo de vida, en cambio por su reducido espesor (unos cinco milímetros) es una opción si disponemos de poco espacio para colocarlo, porque lo vamos a poner encima de otro solado. No es la alternativa para quien quiere tener el suelo de sus sueños para toda la vida.

Existen otras opciones que van incluyendo más espesor de madera natural o noble, son las bicapas o tricapas, con espesores de hasta 2.5 milímetros, sobre dos o tres capas de madera resistente bien sea pino o abeto, ventaja respecto a la anterior que nos permite algunos acuchillados, por lo que su mantenimiento es más optimo. Como es lógico estas tarimas ya aumentan de espesor entre 10 ó 15 milímetros. Luego encontramos las tarimas multicapa, son tarimas muy estables con más capas de madera resistente y colocadas las vetas en perpendicular unas con otras. Nos da la ventaja de al ser más estables poder usar mayores anchos de lama con el mismo comportamiento de estabilidad. Los espesores ya son bastante mayores, de entre 1.4 a 2.2 centímetros. Y por último las tarimas macizas, en las que todo el espesor es de madera natural o noble, mejora su comportamiento en anchos de lamas controlados en el entorno de los 14 a 16 centímetros.

Hay infinitas posibilidades a la hora de elegir entre los distintos tipos de tarimas, lo más importante es saber que existe el que mejor se adapta a tu caso, y para eso lo mejor es que te dejes guiar por profesionales, ven a Matura y te guiaremos en tu proceso de elección de tipo de tarima.

Un saludo.

Contactar con Matura

¿ Te ha gustado ? ¡ Compártelo y danos tu puntuación!
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 4,83 out of 5)
Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 4,83 out of 5)
Loading...