1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Calentar tu casa: opciones

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Cómo calentar tu casa, es una de las preguntas que al llegar el invierno nos hacemos más de uno y de dos, es cierto que este año parece que el invierno se nos está haciendo de rogar y no quiere aparecer por la “puerta”, pero no pensemos que este año no va a pasar por nuestra casa, pasará y se empezarán a notar temperaturas más bajas y propias de esta estación del año y entonces esa pregunta se volverá a aparecer en nuestras mentes, “cómo calentar tu casa”. Bien en la entrada de hoy vamos a hablar de algunos de los distintos métodos que usamos para calentar por lo general nuestro hogar, y en una próxima entrada os daremos algunos trucos para sacar todo el provecho a nuestras instalaciones de calefacción, vamos a ello.

En Matura, llevamos muchos años reformando casas, pisos en bloques de viviendas y viviendas unifamiliares, es cierto que nuestro radio de acción más próximo son las localidades cercanas a la sierra, localidades como Las Rozas, Majadahonda o Colado Villalba, han sido y son escenario frecuente de algunas de nuestras intervenciones, algunas por su localización y orientación, han sido auténticos retos para conseguir el sistema ideal para conseguir que esos hogares disfrutasen de una temperatura agradable en las frías jornadas de invierno, así que si necesitas de nuestros servicios puedes ponerte en nuestras manos sin problemas, bien en el  teléfono 91 626 62 88 ó en nuestra página de contacto.

Matura - Cómo calentar tu casa

Cómo calentar tu casa: sistemas de calefacción

Si alguien se acercase a nosotros con la pregunta de cómo calentar su casa, nos sería muy sencillo decirle que el mejor sistema es la bomba de calor, es más que cierto que el rendimiento de este sistema frente al resto de los que existen en el mercado es motivo más que suficiente para hacer esta afirmación, pero ¿es lo mejor para todos los casos?, pues la respuesta es concreta y contundente “no, no siempre es lo mejor”. Es por este motivo que nuestra respuesta es que tenemos que estudiar su caso, y por supuesto es complicado cuando no suicida intentar acertar con un sistema sin estudiar si siquiera algunos de los condicionantes de su casa, la tipología de la vivienda, el tamaño de la misma, su orientación, las colindantes si existieran, etc.

Existen aún más variables que las que ya hemos citado, por ejemplo la ubicación de la vivienda si es en un entorno urbano o por contra está más aislada de núcleos urbanos, otra de las variables es que sea recomendable usar más de uno de los sistemas existentes en el caso concreto, y eso solo se puede decidir desde la experiencia y el conocimiento que años de trabajo nos han dado.

Las Placas eléctricas

Son las placas eléctricas uno de esos sistemas que pueden ser usados como complemento o aliado de otros a la hora de calentar tu casa, en comparación con el resto de sistemas es más barato y no precisa de alardes de instalación, quizás sea lo más conveniente para esa zona que queda alejada del área de acción del sistema preferente o para esos momentos puntuales en los que no haya entrado en funcionamiento éste.

Tienen algunas ventajas pero algunos inconvenientes que se deben sobretodo al actual marco de tarifas de la electricidad, no nos engañemos no es una energía barata en este momento, entre las ventajas:

  • calientan muy rápido la estancia en la que actúan,
  • se pueden mover por la casa a voluntad,
  • los aparatos son baratos en comparación con los de otros sistemas.

Las desventajas más usuales son:

  • si las usamos en gran número habrá que revisar la potencia contratada,
  • para viviendas de gran tamaño y techos altos no es una buena opción,
  • el coste de la electricidad que es alto respecto a otras energías.

Las estufas de butano

El mundo de las estufas de butano ha cambiado mucho, tanto en lo que se refiere a su estética como a lo que tiene que ver con su eficiencia y la seguridad del sistema, el precio del butano es una de sus ventajas es una de las energías más baratas a la hora de calentar tu casa. Como las placas eléctricas la generación de calor es casi inmediata, pero hay que saber que es lo que se llama calor de cercanía y casi con la misma velocidad que se consigue se termina perdiendo. Sin ninguna duda lo elegiríamos si nuestro caso es de un estudio o apartamento pequeño, cuyo uso se limita a las horas de descanso, o bien como apoyo en zonas que son complicadas de calentar con el sistema principal.

Calefacción por gas natural

Sin duda alguna es el sistema más extendido, sobre todo en núcleos urbanos, pero precisa de instalación y mantenimiento de los distintos aparatos que conforman el sistema. En cuanto a la eficiencia media de este sistema, vamos a referirnos a un concepto usado en la eficiencia térmica, el COP, que es el coefficient of performance, en castellano es un coeficiente que mide el rendimiento u operatividad del sistema de calefacción elegido, en el caso de la calefacción por gas natural estamos hablando de una media del COP de 0,9. Bien este número COP, nos dice la cantidad de energía producida frente a la que gasta para conseguirlo. El porcentaje del 0,9 nos dice que las pérdidas de energía son casi inexistentes.

Ideal para calefactar grandes espacios, tiene un funcionamiento óptimo en periodos de muy bajas temperaturas, si el aislamiento de la vivienda es óptimo se conservará el calor producido durante mucho tiempo, la posibilidad de excluir elementos del circuito de calefacción, con las llaves individuales de los radiadores, nos ayuda a no malgastar energía calentando zonas que no precisan de calefactar en momentos puntuales.

La bomba de calor

Llegamos a la bomba de calor, en el último lugar aunque ya hemos dicho que es sin duda y sobre la teoría el sistema más eficiente de todos, en el coeficiente de rendimiento COP, nos dice que como media se encuentra en el 2,5 a 5, lo que significa que produce hasta cinco veces más de lo que gasta. Se usa el mismo aparato que en invierno necesitamos para refrigerar el ambiente, el sistema es simple, un fluido interior a baja temperatura y presión conducido por un circuito, usa el calor existente en el aire para cambiar de estado, de líquido a gas, y al contrario, de tal forma que dependiendo de la dirección del cambio absorbe o expulsa calor. Para llevar el calor a toda la casa nos valemos de conductos en los falsos techos, que serán los mismos que se usan en verano. Una pega es que este sistema tiende a resecar el ambiente.

En verano el fluido pasa de su forma gaseosa a la líquida, enfriando el aire que recoge del exterior y lo introduce ya frío en nuestra vivienda, es el funcionamiento de verano, en cambio en invierno pasa del estado líquido al gaseoso, liberando calor que calienta el aire exterior que introduce en nuestra casa. Su eficiencia es máxima en climas templados, ya sea en la costa o en el interior donde los inviernos no sean muy extremos, pero baja su eficiencia en extremo en climas invernales duros, con muy bajas temperaturas, el motivo es sencillo, se forman placas de hielo en los compresores exteriores y el sistema se detiene hasta que ese hielo desaparece, una solución es la instalación de resistencias que eliminen esas placas más rápidamente, pero encarecen el sistema.

Contactar con Matura

¿ Te ha gustado ? ¡ Compártelo y danos tu puntuación!
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...